Febrero, 2008
Cómo Reducir los Riesgos de Sufrir Caídas
Behavioral Healthcare; Gerontology; Internal Medicine and Subspecialties; Nursing; Pharmacy
No

 

Todos los años, miles de hombres y mujeres quedan incapacitados, a veces de forma permanente, producto de una caída. La caída de una persona mayor puede tener consecuencias de por vida, así como también implicar la pérdida de la independencia. Con la edad, muchas personas se vuelven más susceptibles a sufrir caídas debido a afecciones que provocan la pérdida del sentido del equilibrio. A veces, como se muestra en los datos de la Dirección de Seguridad de los Pacientes, algunos medicamentos pueden provocar mareos o aturdimiento en una persona.

En general, las caídas se calificaron como el tercer evento más frecuente (17 %) en los centros de atención médica, según se informó a la Dirección de Seguridad de los Pacientes en el año 2006. Un 4 % de dichos eventos fueron considerados graves, o eventos que causaron daño al paciente. Los pacientes de edad avanzada (de 65 años o más) representaron el 62 % de las caídas totales. Estas cifras no resultan sorprendentes ya que los pacientes de edad avanzada, generalmente tienen una mayor representación en el sistema de salud. Sin embargo, existen algunas medidas que el centro de salud y el paciente pueden adoptar para reducir las caídas tanto como sea posible. Si bien los centros de salud de Pennsylvania han recibido información sobre cómo reducir las caídas a través del Asesoramiento en Seguridad de los Pacientes, aquí encontrará algunas medidas que puede adoptar en el hospital y en su hogar para prevenirlas. (Fuente adicional: National Institute on Aging).

En el Hospital:
  • Mantenga los elementos personales como los medicamentos, las bebidas, los libros y el control remoto del televisor cerca de usted, para así evitar tener que levantarse de la cama para alcanzarlos.
  • Utilice zapatos o pantuflas con suelas antideslizantes.
  • Utilice todas las barras y los soportes disponibles para mantener el equilibrio.
  • No intente ir al baño sin ayuda si se siente mareado.
  • No intente ir al baño luego de tomar ciertos medicamentos, como pastillas para dormir. Si debe ir al baño, pida ayuda.
  • Tenga cuidado al usar la silla de ruedas. Las caídas y los resbalones en las sillas de ruedas causan más fallecimientos en aquellas personas con más de 65 años de edad. Al utilizar sillas de ruedas, es más probable que se produzcan caídas si los soportes para los pies, las trabas de las ruedas u otras partes no funcionan bien o están flojas.
En el Hogar:
  • Hágase examinar la visión y audición con frecuencia. Utilice un dispositivo auditivo debidamente ajustado y anteojos si su médico se lo indica.
  • Infórmele a su médico si se ha caído recientemente o si ha sufrido muchas caídas en el pasado.
  • Infórmele a su médico y al farmacéutico acerca de todos los medicamentos que toma, incluidos aquellos que compra en la tienda, especialmente los que utiliza para el dolor o para dormir.
  • Comuníquele a su médico o al farmacéutico si los medicamentos que toma lo hacen sentir cansado, mareado o débil.
  • Limite la cantidad de alcohol que ingiere; una pequeña cantidad puede afectar su equilibrio.
  • No se levante muy rápido luego de comer, acostarse o descansar. En estas ocasiones, la presión arterial baja puede causar mareos.
  • Mantenga una temperatura agradable en la habitación. El calor o el frío excesivo pueden provocar mareos.
  • Utilice un bastón si su andar es a veces inestable o si en ocasiones se siente mareado.
  • Utilice zapatos que le sostengan todo el pie, con suela de goma y taco bajo.
  • No utilice pantuflas con suelas lisas o solo medias en las escaleras o pisos encerados donde podría resbalarse fácilmente.
  • Siga un programa regular de ejercicio. Esto lo ayudará a fortalecerse. Consulte con su médico para armar un programa de ejercicios adecuado para usted.
  • No corra riesgos. No camine sobre el piso recién lavado ni se pare sobre una silla o sobre la mesa para alcanzar algo. Utilice un "bastón de alcance" (disponible en la mayoría de las tiendas de artículos médicos) en lugar de inclinarse para levantar algo del suelo o llegar a un objeto que se encuentra a cierta altura.
  • Mantenga los pasillos despejados y las áreas por donde generalmente camina bien iluminadas.
  • Utilice alfombras antideslizantes en los pisos de la bañera y la ducha.
  • Asegúrese de que las alfombras que estén sueltas en las áreas por donde generalmente camina estén sujetas con cinta adhesiva.

Si usted tiene problemas de equilibrio o sufre mareos, quizá deba pensar en la posibilidad de contar con un sistema de vigilancia médica. Este servicio funciona a través de su línea telefónica y ofrece un botón localizador que debe llevar con usted en todo momento dentro del hogar. En caso de que se caiga o necesite asistencia médica de emergencia por cualquier motivo, la pulsación del botón enviará un alerta al servicio. El servicio, a su vez, pedirá ayuda a los técnicos médicos de emergencia en su comunidad. Existe una tarifa por este servicio de vigilancia.

Para obtener copias de estos consejos y más información sobre la salud del consumidor, visite el sitio web de la Dirección en www.patientsafetyauthority.org y haga clic en "Pacientes y Consumidores."

Para obtener más información sobre el riesgo de sufrir caídas, visite el sitio web de la Dirección, haga clic en "Búsqueda por Tema," luego en "Evento" y por último escriba "Caídas."

©2018 Pennsylvania Patient Safety Authority